viernes, 17 de octubre de 2008

PRONUNCIAMIENTO DE ICOMOS-Perú SOBRE EL SANTUARIO DEL SEÑOR DE LUREN

El terremoto del 15 de agosto de 2007 afectó el Santuario del Señor de Luren, en la ciudad de Ica, Perú. Debido a la situación material en que quedó el monumento se han producido una serie de eventos y se ha generado un debate público sobre las acciones a tomar, desde la construcción de un nuevo Santuario hasta la restauración y consolidación del existente. El santuario de Luren con su alta torre central fue construido entre 1919 y 1946 con fondos recolectados y administrados por el Comité Pro Luren.
.
En este contexto social, se debe resaltar la preocupación del pueblo de Ica por la conservación del Santuario de Luren como una de las expresiones importantes, símbolo cultural y el referente urbano más significativo de la ciudad. Iqueños e iqueñas son conscientes que esta región tiene un crecimiento económico mayor al promedio nacional y que su ciudad debe adecuarse a sostener este crecimiento en armonía con la preservación de su patrimonio cultural. La posición en torno a la conservación del monumento original es una manifestación clara de identificación con la cultura tradicional de los habitantes de Ica.
.
Si bien el Colegio de Arquitectos del Perú, el CISMID, Centro de Investigación de la Universidad Nacional de Ingeniería y otras instituciones se han pronunciado por la restauración del Santuario de Luren, el Instituto Nacional de Cultura ha retirado la condición de monumento histórico al Santuario en diciembre de 2007, sin que se cumpla con la elaboración de un expediente técnico que justifique tal “desmonumentalización” y que esa decisión haya sido tomada por una Comisión Técnica de profesionales representativos de las instituciones vinculadas con el patrimonio cultural de la nación.
.
Con ello, el Instituto Nacional de Cultura ha creado una situación de peligro para la preservación del Santuario sin ningún sustento legal. En vista de las circunstancias especiales que genera la situación actual respecto al monumento, y a tenor de lo expresado por la Presidencia de ICOMOS en comunicaciones anteriores tanto al I.N.C. como al Colegio de Arquitectos del Perú, la Directiva de ICOMOS PERÚ ha acordado lo siguiente:

1. Reiterar su preocupación por la decisión de retirar al Santuario la condición de patrimonio cultural de la nación, sin contar con una evaluación técnica y sin tomar en cuenta informes técnicos previos así como los aspectos históricos, culturales, sociales e ideológicos.

2. Enfatizar la importancia no sólo de los aspectos materiales que implica el tratamiento del problema sino también de los elementos espirituales y culturales, en razón de ser este Santuario una de las más importantes expresiones del Patrimonio Inmaterial del país, símbolo religioso de la población local y nacional.
En ese sentido, el objetivo tiene que ser la preservación del monumento, representación material de la religiosidad del pueblo iqueño y peruano, con la aplicación de las técnicas de consolidación y de restauración más modernas y seguras.

3. Señalar la necesidad de conservar el paisaje socio cultural del cual forma parte el monumento, con respeto por la población del entorno.

4. Propiciar el más amplio debate para la recuperación de tan importante patrimonio monumental del Perú, con participación de especialistas, de las autoridades estatales, de la Iglesia Católica y de la opinión pública.

LA DIRECTIVA
La Molina, 16 de octubre de 2008
.