jueves, 9 de octubre de 2008

Comisión Episcopal para los Bienes Culturales de la Iglesia se pronuncia a favor de la preservación del Patrimonio Cultural de Ica

Felicitamos la siguiente nota de prensa, emitida el día de hoy y concordamos con los requerimientos propuestos.

La Comisión Episcopal para los Bienes Culturales de la Iglesia, órgano de la Conferencia Episcopal Peruana, cumple con informar lo siguiente:

Como es sabido por nuestra comunidad, debido al sismo del 15 de agosto de 2007 se produjeron irreparables pérdidas de vidas humanas, lo cual lamentamos profundamente, así como el inicio de secuelas y consecuencias dejadas por este desastre natural, afectando a la población y a su patrimonio edificado religioso.

Muchas de estas edificaciones patrimoniales, a lo largo de su existencia, sufrieron los efectos de numerosos sismos, hechos que poco a poco fueron afectando sus estructuras de barro y madera, no habiéndose realizado, en muchas de ellas, las intervenciones técnicas adecuadas para su mantenimiento, reforzamiento y estabilización.

Otras edificaciones, sin embargo, fueron intervenidas con concreto, acero, ladillo, siendo éstos, materiales constructivos ajenos a la originalidad de la edificación, lo que hizo incompatible su adaptación estructural con el adobe, colapsando la infraestructura de muchas de ellas por este motivo.

El Instituto Nacional de Cultura procedió a retirar, inexplicablemente, la condición de Patrimonio
Cultural de la Nación a las Iglesias de San Clemente de Pisco; así como a las de Guadalupe, Santa María del Socorro, Virgen de las Nieves y al Santuario del Señor de Luren, todas en la provincia de Ica.

A diferencia de este Santuario, los otros cuatro templos precitados han sido demolidos en su integridad, causando irremediable pérdida a la identidad cultural y religiosa de esta región y de nuestro país. Al haberse retirado la condición de Patrimonio Cultural de la Nación al Santuario del Señor de Luren, icono de la religiosidad iqueña y del Perú, ésta se encuentra desprotegida legalmente, pasible de ser demolida en cualquier momento.

Por los motivos expuestos, la Comisión Episcopal para los Bienes Culturales de la Iglesia se ve en la obligación de instar a las autoridades nacionales encargadas de proteger y salvaguardar nuestro patrimonio, para que se le restituya al Santuario del Señor de Luren la condición de Patrimonio Cultural de la Nación, por cuanto este Templo, al igual que los otros que fueron demolidos, es susceptible de poder ser intervenido con técnicas de restauración adecuadas y apropiadas, sujetas a la normatividad nacional e internacional, para su reforzamiento y recuperación, y continúe siendo el importante icono de fe para la comunidad católica de Ica y de nuestro país, conforme lo establece también la Comisión Pontificia para los Bienes Culturales de la Iglesia.

Lima, 9 de Octubre de 2008
.