lunes, 13 de septiembre de 2010

Sobre la Capacidad de Carga de Machupicchu

[Hiram Bingham, reproducida en Somos, agosto 2010]

Machupicchu y su capacidad de carga al 2010, ante la primera vista que le hiciera el explorador Hiram Bingham el 24 de julio de 1911


por Mariana Mould de Pease,
gestora de la Colección Franklin Pease G.Y. para la historia andina del Perú,
Biblioteca Nacional, Lima.


En 1983 el Santuario Histórico Machu Picchu fue inscrito por UNESCO en la Lista del patrimonio de la humanidad a solicitud del Perú; y, desde entonces el gobierno se ha comprometido a tomar en cuenta las recomendaciones que este organismo internacional le haga respecto a su estado de conservación y otras sugerencias. Este es un compromiso de los Estado Parte que los sucesivos gobiernos del Perú deben honrar por razones de ética internacional y que debe de estar por encima de los intereses de quienes sostienen que apremia priorizar su uso turístico intensivo porque es altamente rentable. Los y las turistas viajan ahora teniendo muy en cuenta el estado de preservación del lugar y la calidad de vida de la localidad donde van a dejar su dinero. Es así que la influyente revista National Geographic Traveller en el 2004 ubicó al eje Cuzco, Machu Picchu y el Valle Sagrado entre los destinos turísticos en problemas, con un puntaje de 54 sobre 100.

El informe -fechado 22 de junio del 2010- preparado por UNESCO para ser analizado e la 34 Sesión del Comité del Patrimonio Mundial llevada a cabo del 25 de julio al 3 de agosto del 2010 en Brasilia, Brasil está en Internet en inglés y así lo reproducimos en este sitio electrónico de Patrimonio y Sitios [P+S] que lleva un equipo de miembros de lCOMOS Perú. ICOMOS por su siglas en ingles es el Comité Internacional de Monumentos y Sitios y es uno de los Cuerpos Asesores de UNESCO.

Este documento entre sus págs. 74 a 80 presenta el estado de conservación de Machu Picchu a marzo del 2010 en base a la visita que hiciera -el mes anterior- a esta llacta inca una misión técnica de urgencia del Centro del Patrimonio Mundial y teniendo en cuenta los informes ya efectuados en 1997, 1999, 2002, 2003, 2005, 2007, 2009 y aquí lo comento -en castellano- teniendo en cuenta que el informe del Comité del Patrimonio Mundial resultante de la 34º Sesión llevada a cabo en Brasilia todavía no es localizable en Internet; y, asimismo, que fue la embajadora a cargo de la Secretaría de Política Cultural Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores quién representó al Perú como Estado Parte de las Convenciones de UNESCO de 1970 y 72, sustentando el informe presentado por el gobierno actual del Estado Peruano.

Otra de las razones para divulgar mis observaciones sobre el estado de conservación de Machu Picchu, es que el ministro de Comercio Exterior y Turismo, según los medios de comunicación limeños del 8 y 9 de septiembre del 2010 ha anunciado que coordina con el Instituto Nacional de Cultura (INC) para abrir nuevas rutas hacia Machu Picchu aunque respetando que su capacidad de carga es de 2,500 personas. La sociedad civil especializada en la conservación cultural y natural de Machu Picchu entre otros interrogantes, se pregunta: ¿por qué no coordinó con su colega, el Ministro de Cultura que juramentó el sábado 4 de septiembre del 2010?

Habida cuenta que los y las visitantes ya comentan -algunas veces vía Internet- que Machu Picchu está saturado de turistas y calculan que su carga llega a ser de hasta 6000 (cómo algunos observadores y observadoras afirman) personas al día; por lo expuesto paso a resaltar que:
Entre los factores que afectan la conservación de esta propiedad de la humanidad ya identificados en los referidos informes previos están:

a) Atrasos en la revisión de Plan Maestro y en el desarrollar planes anuales operativos más detallados, e inadecuado apoyo presupuestal para una efectiva ejecución.

b) No hay una evaluación de las opciones de transporte, en relación a los estudios geológicos, o al impacto del tráfico de los buses en el incremento del riesgo de deslizamientos.

En este punto debo decir que un grupo de empresarios (véase stakeholders más adelante) que prioriza el uso turístico altamente rentable de Machu Picchu proponen otra vez la instalación de un teleférico para acceder del pueblo de Aguas Calientes -o Machu Picchu Pueblo a esta llacta inca o Ciudadela como la denominó Hiram Bingham. Por ello, es pertinente recordar que al momento de solicitar su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial en 1983 el gobierno del Perú -en ese momento presidido por el arquitecto Fernando Belaunde Terry- propuso a UNESCO la construcción del referido teleférico y desde entonces este organismo internacional en un lenguaje diplomático muy formal nos viene recomendando no hacer dicho medio de transporte porque perturbaría para siempre el paisaje andino en que todavía se yergue la arquitectura inca y el trazado urbanista prehispánico ya que Machu Picchu permaneció al margen de la ocupación española masiva.

En el acceso a estas edificaciones incaicas por la carretera en zigzag que lleva el nombre de Hiram Bingham desde el 19 de octubre de 1948 hay un servicio de transporte en microbuses que funciona con el diseño autoritario del servicio propio del Perú de la década de 1970 y que -ciertamente- debe ser puesto en concordancia con el ordenamiento político y económico vigente en el Perú del siglo XXI. En mi opinión, este es el cuello de botella que UNESCO recomienda al Perú -como Estado Parte de las Convenciones de UNESCO de 1970 y 72- traer a estos tiempos de economía de mercado y democracia participativa. En lo personal -considero- que el Ministro de Comercio Exterior y Turismo debe tener en cuenta que el teleférico no es opción a considerar entre las nuevas que su sector propondrá al Comité del Patrimonio Mundial y cuya sustentación estará a cargo de la Secretaría de Política Exterior Peruana.

c) Falta de estudios relacionados con la capacidad de carga de la Ciudadela (llacta) y el Camino Inca;

d) Demoras en el desarrollo y ejecución de un plan de uso público;

e) Demoras en la ejecución del planeamiento urbano y medidas de control en Machu Picchu Pueblo, inmediatas y adyacentes a la propiedad y a su principal puerto de entrada, que ha impactado en los valores visuales de la propiedad;

f) Falta de un manejo efectivo de la propiedad.

El Perú como Estado Parte informó en el 2009 que ha ejecutado talleres participativos con la población de las áreas rurales para examinar los conflictos relacionados con la vivienda, las regulaciones a aplicarse, la difusión del Plan Maestro, etc. Además, ha proporcionado una lista de los talleres llevados a cabo, los temas tratados y el número de participantes.

El Comité del Patrimonio Mundial y su Cuerpo de Asesores ha tomado nota de estas continuas actividades del Estado Parte, representado por el gobierno central de nuestro país (2011) para la resolución de conflictos y así mejorar la gobernanza del sitio. Sin embargo, los resultados todavía deben ser integrados al plan de manejo revisado, como ha solicitado -reiteradamente- el Comité del Patrimonio Mundial.

g) Falta de planes de manejo del riesgo respecto a los desastres naturales.

El Comité del Patrimonio Mundial de UNESCO observa en el rubro: c) Plan de Acción de Emergencia para la reducción de riesgos y recuperación de desastres que el Estado Parte ha completado dicho Plan para el Machu Picchu Pueblo en el 2009. Este Plan ha sido incluido en el informe sobre el estado de conservación e incluye el análisis de vulnerabilidad y riesgo respecto a las inundaciones y los derrumbes.

El Comité del Patrimonio Mundial y su Cuerpo de Asesores han recibido bien el Plan de Acción proporcionado, pero hacen notar que muchas de las acciones propuestas están todavía en la fase de planeamiento y necesitan ser desarrolladas. Pueden establecerse derroteros claros y precisos de acciones para informar a los y las visitantes así como a los y las residentes del potencial riesgo, y en la medida de lo posible, definir un conjunto de acciones para mitigar los riesgos y determinar respuestas adecuadas a posibles desastres.

Al respecto propongo que las altas autoridades -ya aquí mencionadas- a cargo de la política cultural -turística- tanto interna como externa tengan en cuenta la documentación internacional que ya constituye el marco de trabajo para la mitigación de desastres naturales en el período 2005-2015, a partir de la Conferencia Mundial para la Reducción de Desastres que se llevó a cabo entre el 18 y el 22 de enero del 2005 en Kobe, Hyogo, Japón, que se puede localizar en inglés en Internet. Aquí es pertinente sugerir que el Ministerio de Relaciones Exteriores traduzca al castellano y propicie la divulgación masiva de estos documentos internacionales. Esta importante documentación está -por supuesto- dirigida prioritariamente a la preservación de vidas humanas así como a la construcción de la capacidad de adaptación al cambio -debido a los desastres- de las naciones, las comunidades y/o los sistemas sociales, y así alcanzar tanto como mantener un aceptable nivel de funcionalidad y estructuración. Textualmente dice que: “Ello está determinado por el grado en el cual el sistema social es capaz de organizarse a sí mismo y así incrementar esta capacidad de aprender de pasados desastres con la finalidad de lograr una mejor protección futura que perfeccione las medidas de reducción de desastres”.

He accedido a este documento por sugerencia del profesor doctor Kanefusa Masuda miembro del ICOMOS Japón así como secretario general del Comité científico especializado en el estar preparados para los riesgos del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, ICOMOS, siendo desde estas funciones que ha venido a nuestro país para promover el trabajo conjunto entre nuestros especialistas en desastres sísmicos y el programa internacional de capacitación que se lleva a cabo en la Universidad Ritsumeikan. El Dr. Masuda estuvo en Lima poco antes de participar en la ya referida 34 sesión del Comité del Patrimonio Mundial.

Las citadas autoridades del sector cultural turístico interno y externo del sistema social de nuestro país a principios del siglo XXI han tenido serias dificultades para ejecutar la inmediata evacuación de turistas y residentes cuando un desastre natural ocurre dentro del Santuario Histórico de Machu Picchu, como ha quedado registrado en los medios de comunicación limeños luego de las lluvias torrenciales que se dieron a fines de enero del 2010. Específicamente, el 22 de enero pasado las lluvias torrenciales se intensificaron en momentos en que había más de cinco mil personas en esta llacta inca y aún cuando las autoridades cerraron el ingreso a este Santuario Histórico de la Humanidad la evacuación de turistas tardó más de cinco días y en ese lapso la población local subió -excesivamente- los precios de los bienes y servicios básicos para sus visitantes.

El documento prosigue diciendo que: En enero del 2010, las lluvias torrenciales causaron graves inundaciones y derrumbes en grandes áreas incluyendo la localidad en que se encuentra la propiedad (es decir, el Santuario Histórico de Machu Picchu), consecuentemente afectándola, causando dos muertes, afectando seriamente a la población local, turistas, dañando infraestructura, caminos y vías férreas, afectando Machu Picchu Pueblo, Puente Ruinas, Piscakuchu, numerosos conjuntos arqueológicos, puntos de acceso a la Ciudadela (llacta) y reservorios de agua.

Asimismo, dice que: entre el 7 al 9 de febrero del 2007 se llevó a cabo una misión del Centro del Patrimonio Mundial para revisar la información proporcionada sobre la geodinámica y la hidro meteorología del fenómeno que causó el desastre y las formas en que las autoridades nacionales habían alertado de los inminentes peligros, así cómo esclarecer las medidas que el Estado Parte tomaría para (a) evaluar el desastre; y (b) mitigar los efectos adversos sobre el patrimonio cultural y natural mediante la identificación de acciones para restaurar las condiciones normales.

La misión consideró el alcance de los factores naturales, los asuntos del manejo de las tierras, y la debilidad en la planificación y la respuesta contribuyó a la severidad del evento.
A continuación -como se puede consultar en el informe completo adjunto preparado -en inglés y francés- para la 34º sesión del Comité del Patrimonio Mundial- viene una larga descripción de las intricadas relaciones entre el Ministerio del Ambiente, el Instituto Nacional de Cultura -hoy Ministerio de Cultura-, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas/SERNANP, Instituto Nacional de Defensa Civil/INDECI , y el alcalde de Machu Picchu o Aguas Calientes y otras autoridades peruanas, para coordinar la gobernanza del Santuario para incluir cambios en la designación de las funciones en varias instituciones y los subsecuentes procesos de toma de decisiones dentro de la Unidad de Gestión de Machu Picchu-UGM.

El Comité del Patrimonio Mundial también ha identificado: h) Los inadecuados arreglos de gobernanza que incluyen la falta de una adecuada coordinación de actividades entre las diferentes instituciones y los y las stakeholders -término que en inglés tiene un significado crítico de los negocios que tendrá un efecto a futuro- involucrados en el manejo del sitio.

i) Un acceso incontrolado por la parte oeste del Santuario relacionada con la construcción del Puente Carrilluchayoc. Ya he comentado -en términos muy sucintos y generales- estos dos últimos factores; por ello, ahora tan solo observo en relación al factor h) que: a partir de la información periodística y conversaciones personales, tengo como hipótesis de trabajo que las relaciones entre los Ministerios de Comercio Exterior y Turismo, del Ambiente, de Cultura y Relaciones Exteriores con quienes tienen como negocio el turismo hacia Machu Picchu -desde los niveles más altos y exclusivos hasta los de menores poder adquisitivo- deben ser estudiadas, analizadas y reguladas habida cuenta la gran inversión en publicidad para promover la visita a Machu Picchu que hace el Estado Peruano y -paralelamente- los ingentes ingresos económicos que obtienen los referidos negocios. Este trabajo debe ser asumido por el Estado Peruano como Estado Parte de las Convenciones de UNESCO de 1970 y 72 para: Establecer y ejecutar las medidas reguladoras para el acceso occidental al Santuario así como una definición de las regulaciones de uso público, como el Comité del Patrimonio Mundial recomendó al Perú en la 33º Sesión llevada a cabo en Sevilla, España entre el 19 y el 23 de enero del 2009.

Respecto al factor: i) las más altas autoridades y los stakeholder deben tener especialmente en cuenta que la construcción del Puente Carriyucchayoc se hizo sin supervisión técnica en un lugar con antecedentes históricos de derrumbes y huaycos debido a lluvias torrenciales, cómo está ampliamente documentado en los medios de comunicación publicados en el período electoral del 2006.

En la 33º Sesión de enero del 2009 el Comité del Patrimonio Mundial ya había recomendado:

a) La ejecución de talleres de participación y resolución de conflictos para mejorar la gobernanza del sitio, que ya hemos comentado.

b) La Declaración de Valores Universales Sobresalientes y el estado de conservación deseado, mediante un taller participativo.

En la 34º Sesión del Centro del Patrimonio Mundial y los Cuerpos Asesores (ICOMOS & IUCN) recibieron bien el desarrollo de un borrador de la Declaración de Valores Universales y lo van a revisar en colaboración con el Estado Parte antes de la entrega oficial definitiva en la 35º Sesión que se llevará a cabo del 19 al 29 de junio del 2011 en el Reino Árabe de Baharain, cuyo territorio es una isla aproximadamente frente a Arabia Saudí. Hacen notar que también se ha solicitado al Perú el deseado informe sobre el estado de conservación a la luz de las condiciones que han sido destacadas en las decisiones previas del Comité del Patrimonio Mundial.

En ese sentido, señalo que los y las visitantes recurrentes a Machu Picchu ya notan que al torreón o mausoleo real de esta llacta inca se le ha efectuado una limpieza profunda que -además- de eliminar la suciedad y microorganismos no deseados le ha retirado la “pátina del tiempo”, como se puede observar en los videos adjuntos. [Ver final del texto]

Ahora debemos tener presente que Hiram Bingham fue quien primero describió este recinto semi circular presentádolo cómo un templo y posible lugar de enterramiento de Pachacutec Inca Yupanqui y por eso lo llamó “mausoleo real” informando que se une con un hermoso muro, desde donde se tiene una magnífica vista del valle. Hizo notar “el altar dentro del templo, parcialmente destruido por el fuego” (Machu Picchu, a Citadel of the Incas, New Haven [1930], Nueva York [1979], págs. 87-92; sin traducción al castellano).

Esta secuencia retrospectiva de fotografías que ilustran las intervenciones efectuadas en esta llacta inca para priorizar la visita turística, por ejemplo ha desaparecido para siempre toda evidencia de que en esta zona de Machu Picchu hubo un incendio después de la conquista española que registró Hiram Bingham. Por lo que propongo que la más reciente limpieza profunda del torreón o mausoleo real sea minuciosamente estudiada por los y las especialistas así como por integrantes de la sociedad civil organizada -a la brevedad posible- para luego ser analizada en un taller auspiciado por el gobierno del Perú dentro de las conmemoraciones por los cien años de la primera visita de Hiram Bingham, como ya informan los medios de comunicación.

Otros temas relacionados con la conservación de Macchu Picchu incluídos en el informe de la 33º Sesión son:

c) Plan de Acción para la reducción de riesgos y recuperación de desastres, ya comentado.

d) El llevar a cabo una evaluación de la eficiencia de gestión y un acuerdo de un plan a tres años para mejorar su eficiencia; el Centro del Patrimonio Mundial y el Cuerpo de Asesores destacaron la importancia de identificar con precisión la situación actual de la gestión y la identificación de las brechas para mejorar el proceso de gestión de la propiedad. Reiteraron la necesidad de construir capacidades (en mi opinión, de entendimiento transparente) entre los gestores y otros stakeholders en este proceso.

Ya he comentado el factor: e) Establecer y ejecutar las medidas reguladoras para el acceso occidental al Santuario así como una definición de las regulaciones de uso público, cómo fue presentado a la 34º Sesión llevada a cabo en Brasilia.

f) Armonización de los marcos legales existentes y las medidas de regulación y la definición de estrategias para su eficiente implementación. El Centro del Patrimonio Mundial hace notar que la prioridad está en la conservación de Machu Picchu, que hay numerosas medidas para su preservación, protección, defesa de sus valores culturales y naturales, pero reitera su preocupación por la eficacia y eficiencia de su ejecución.

También destaca temas de duplicidad de funciones, la superposición de mandatos, entre otros, que sigue impidiendo la protección efectiva de la propiedad y sus mecanismos de gobernanza.

Por ello, ahora tan solo destaco que antes de la 34º Sesión, el Centro del Patrimonio Mundial había solicitado al Perú para el 1 de febrero del 2011 un informe sobre el estado de conservación de la propiedad y los pasos dados para ejecutar las referidas recomendaciones para que sean examinadas en la 35º Sesión en el 2011, desde la perspectiva de considerar, en ausencia de un progreso sustancial, la posible inscripción de la propiedad en la Lista del Patrimonio en Peligro.
Este informe señala aún otros aspectos en el uso turístico de Machu Picchu que preocupan al Centro del Patrimonio Mundial porque están influyendo adversamente contra los Valores Universales Sobresalientes que ponen la propiedad en inminente peligro, por lo que consideran que el Estado Partedebe ser ayudado a asegurar un mayor respaldo a nivel nacional e internacional para incrementar el rítmo de ejecución de todas las recomendaciones, como se ha establecido en el Plan de Acción. Se recomienda el establecimiento de un panel internacional de apoyo similar al ya ejecutado exitosamente en otras propiedades como es Angkor (Camboya) para llamar la atención internacional la requerida.

Detengo aquí mis comentarios a este informe por que mientras el Centro del Patrimonio Mundial está buscando apoyo internacional para ejecutar el Decreto Presidencial de Emergecencia No. 005 dado a fines de enero del 2010 que ya a concitado la atención nacional sobre la pérdida de los referidos Valores Universales Sobresalientes de Machu Picchu, el Congreso de la República del Perú -según el diario Gestión, del viernes 10 de septiembre del 2010- ha declarado de necesidad pública la ruta alterna a Machu Picchu y comenta: “ Una seria competencia para las empresas Perú Rail, Inca Rail y Andes Railways, las cuales operan en la vía férrea de acceso a Machu Picchu, podría representar la construcción de una ruta alterna al Santuario”. Esta decisión congresal ha tomado en cuenta los desastres naturales de inicios de año que afectaron diha vía férrea, paralizando el turismo en el Cuzco e irónicamente dice que esta norma busca preservar el Santuario. Por ello, es pertinente recordar que la vía férrea Cuzco - Aguas Calientes (Machu Picchu Pueblo) – Quillabamba fue arrasada por las lluvias torrenciales de febrero de 1998 y que los sucesivos gobiernos de los presidentes Alberto Fujimori, Valentín Paniagua, Alejandro Toledo y ahora Alan García cedieron a la presión de las y los stakeholders que deseaban que el tren solo ofreciera servicios turísticos exclusivos por lo que no se ha u inclusión en la Lista de peligro del Patrimonio Mundial.

Esta incongruencia de gestión cultural ocurre cuando la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR) se prepara para celebrar la primera visita de Hiram Bingham a Machu Picchur, efectuada el 24 de julio de 1911, ya que en octubre de ese año anunció masivamente al mundo que había estado en Machu Picchu “el último lugar que quedaba en América para explorar en soledad”. Este anuncio lo hizo a partir de sus trabajos de incipiente arqueología de campo, sus investigaciones históricas, (asistido por disposción gubernamental por el personal de la Biblioteca Nacional) así como sus entrevistas antropológicas con diversos peruanos desde el presidente Augusto B. Leguía (1908- 12) hasta los campesinos quechua hablantes a los que incitó para que por el módico precio de un sol diario removieran las tumbas de sus antepasados; y, por supuesto al sargento Carrasco que le servía de guía en cumplimiento de las órdenes presidenciales.

Por ello, apelando a las recomendaciones del Centro del Patrimonio Mundial espero que estas líneas sean una contribución a la gobernanza de este Santuario Histórico de la Humanidad; asimismo, quisera que fueran un aporte a la veracidad y transparencia por parte de la Secretaría de Política Cultural Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores en la 35º Sesión donde se verá el paso del Santuario Histórico Machu Picchu a la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro y que se llevará a cabo antes de que termine este quinquenio gubernamental.


Video MP 1
Video MP 2


[http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Machu-picchu-c11.jpg (1998-10-6)]

[Rodrigo Córdova, julio 2010]
.