martes, 15 de septiembre de 2009

Proyecto de Ley 34646

Proyecto de Ley 34646 o el no dar pie con bola en política cultural y uso turístico de los monumentos históricos nacionales en el
quinquenio 2006-2011.
por Mariana Mould de Pease*



Las ancestrales dificultades de nuestro país para entender el concepto “política cultural” se están agudizando en el quinquenio 2006 – 2011 hasta alcanzar niveles que amenazan con hacer que los sitios arqueológicos y centros históricos pierdan para siempre su autenticidad. Esta afirmación la sustento con lo que ocurre en la transformación del antiguo convento e iglesia de San Agustín -sito en la calle Ruinas del Cuzco- en un hotel de lujo y de grandes dimensiones. Esta edificaciones fueron declaradas “monumento nacional “, en 1932. En mayo del 2007 se hizo el último registro fotográfico de la también llamada “Casona de San Agustín” a la que no se le ha retirado su condición de “monumento nacional o histórico.”

La demolición total de los distintos niveles de edificación desde tiempo prehispánicos hasta el siglo XX que precisamente se habían conservado porque este lugar había estado desocupado en los últimos 30 años para construir tres sótanos ha sido justificada por la directora nacional del INC ante el Congreso de la República como la manera de traer al Cuzco al siglo XXI. La empresa constructora ha salido a defender “su” proyecto ante el Poder Judicial sustentándose en las autorizaciones dadas por el INC, en ningún documento que ha hecho público -hasta el momento de escribir esta líneas- ha hecho referencia alguna a las Leyes 29164, 29167 y/o 29202.

La Comisión Especial constituida por Municipalidad Provincial del Cuzco ha presentado un informe en mayo del 2009 recomendando a la alcaldía que disponga la nulidad de la Licencia de Construcción No. 154-08/31 de octubre del 2008 -otorgada por la autoridad edil que le precedió y que fue descalificada por el Poder Judicial- Inversiones La Rioja SA, Proyecto Hotel Marriott que viene interviniendo en el antiguo convento de San Agustín.

El Gobierno Regional del Cuzco se abstiene de participar en este caso, incumplido así con lo dispuesto por la Ley 29202 que precisa los alcances de las leyes núms. 29164, ley de promoción del desarrollo sostenible de servicios turísticos en los bienes inmuebles, integrantes del patrimonio cultural de la nación, y 29167, ley que establece el procedimiento especial y transitorio para las licencias de edificación, ampliación o remodelación de establecimientos de hospedaje.

Recordemos que la dación de estas leyes motivó serios conflictos entre el gobierno central y la población cuzqueña en el verano del 2008.

El gobierno central ha enviado el proyecto de ley 34646 al Congreso para modificar la Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación no. 28296 y que le retire al INC su atribución primigenia que es determinar que bienes forman parte del patrimonio cultural de la nación. El Ejecutivo le pide con este proyecto al Congreso que determine por ley que bienes constituyen patrimonio cultural de la nación.

En los blogs ya se dice que en política no hay que ser ingenuos. Detrás de esto hay un lobby al que el gobierno se está allanando, en perjuicio de la protección del patrimonio cultural de la nación. Puesto que coincido plenamente con esta opinión paso a decirles a los empresarios y empresarias de la construcción y del turismo que no sigan sin dar “pie con bola” en asuntos de conservación y uso turístico del patrimonio cultural porque por más que Prom Perú invierta en propaganda internacional para a traer visitantes pudientes al país estos no van a venir a los hoteles sin autenticidad y unidad que propician en este quinquenio político.

Hago esta apreciación porque los turistas prósperos son también personas bien informadas, con sensibilidad cultural y social que no quieren -en el tiempo inmediato-dejar su dinero en países que no saben preservar la autenticidad de sus sitios arqueológicos y sus centros históricos como recomienda la normatividad internacional.


*Gestora de la “Colección Franklin Pease G.Y. para la historia andina del Perú” en la Biblioteca Nacional, Lima.

.